El pasado mes de noviembre de 2021, el SAT anunció que actualizaría la versión de las facturas que utilizamos para comprobar las transacciones comerciales que llevamos a cabo en México. ¿Estás preparado?

Vayamos por partes, ¿qué es un CFDI?

CFDI son las siglas de Comprobante Fiscal Digital por Internet, y refieren a un documento con un formato particular que el SAT ha definido para poder asentar todas las operaciones comerciales que ocurren en México.

Tip tecnológico El formato mencionado es necesario para que los sistemas informáticos puedan extraer y organizar los datos y con ello tener registro del comportamiento financiero de todos los que tenemos un RFC, sin importar que se trate de personas físicas o morales.

¿Cómo me afecta esta actualización?

Si operas un negocio seguramente estarás familiarizado con el tema de facturación. Aun así, la complejidad de llevar a cabo el cambio dependerá en gran medida del giro al que tu negocio se dedique y de las herramientas que uses para llevar a cabo el proceso.

Tip general Es importante que sepas que un CFDI no es necesariamente una factura, pues existen varios otros tipos de CFDI que el SAT utiliza para su operación, mismos que amparan otras transacciones; sin embargo, una factura sí es siempre un CFDI.

En las siguientes secciones, te explicaré los cambios que incluye la nueva versión del CFDI en cada uno de sus usos.

Cambios en el CFDI de Factura Electrónica

  1. Deberás incluir de manera obligatoria el nombre y el domicilio fiscal tanto del receptor (el cliente), como del emisor (el proveedor).
  2. Deberás indicar si el CFDI 4.0 ampara una operación de exportación. En caso de que así sea, y la operación sea definitiva (clave 02), el documento debe llevar también el Complemento para Comercio Exterior.
  3. Habrá que indicar si los conceptos del CFDI 4.0 son objeto de impuestos. En caso de que lo sean, deberán desglosarse el detalle de los mismos.
  4. En caso de que se trate de un CFDI para amparar operaciones globales (es decir, las operaciones para las que los clientes no han solicitado factura), habrán de especificarse los datos de la periodicidad y el propio periodo amparado.

Cambios en el CFDI Comprobante de Retenciones e Información de Pagos

  1. Deberás incluir de manera obligatoria el nombre y el domicilio fiscal tanto del receptor (el cliente), como del emisor (el proveedor).
  2. Deberás incluir la clave de la retención, de entre las que son posibles colocadas en el catálogo que el SAT expone.
  3. Será necesario que especifiques la información del periodo (mes inicial y final) y el ejercicio fiscal que contiene tu CFDI.
  4. Además, si aplica, deberás especificar la clave del tipo de efecto que se le da al monto de la retención.

Cambios en el CFDI Comprobante de Recepción de Pagos

  1. Se deberá proporcionar información que indique si los pagos de las operaciones amparadas por el comprobante son objto de impuestos.
  2. Los totales de los impuestos ahora son específicos, es decir, se tiene un total por cada tipo de impuesto retenido o trasladado.

Cambios en el mecanismo de cancelación de CFDI

  1. Será necesario establecer el motivo por el que el CFDI está siendo cancelado. El SAT identifica 4 casos (con una clave distinta para cada uno), a saber:
    1. Cuando el CFDI se emitió con errores, y se tiene otro CFDI que es el que ha de sustituirlo. Clave 01.
    2. Cuando el CFDI se emitió con errores (por ejemplo, a un cliente equivocado), y no se tiene otro CFDI para sustituirlo. Clave 02.
    3. Cuando la operación que amparaba el CFDI no se llevó a cabo. Clave 03.
    4. Cuando una factura global contiene una transacción para la que un cliente requiere un CFDI personalizado. Clave 04.
  2. Por último, ahora no podrá cancelarse ninguna factura electrónica después del 31 de enero del año siguiente al de su expedición.

¿Cuándo entrará en vigor?

Aunque los cambios fueron anunciados durante el último trimestre del 2021, por su complejidad, el SAT ha anunciado que entrarán en vigor de manera forzosa a partir del 1 de mayo del 2022. El periodo comprendido entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2022 será un lapso de convivencia entre ambos formatos.

Todos los prestadores de servicios de facturación y PACs están ya incorporando las características y funciones que el SAT ha determinado, de forma que puedas utilizarlas adecuadamente. En Tres Factorial, ya estamos listos para enfrentar los retos de la nueva versión.

¿Qué debo hacer?

Si bien el propio SAT ofrece los artículos y las herramientas para que puedas cumplir con la incorporación del CFDI 4.0, al tratarse de detalles tan especializados es mejor asesorarse.

Acércate a tu contador y asegúrate de que tiene el cambio en el panorama; lo peor que podría pasarte es que intentes llevar a cabo la implementación de esta versión muy cerca de la fecha límite, pues este tipo de migraciones pueden esconder retos no previstos de manera inicial (por ejemplo, la necesidad de cambiar de proveedor de facturación).

Existe una gran cantidad de asesores y herramientas de las que puedes apoyarte para cumplir con la nueva normativa. En Tres Factorial contamos con Amanda, un software de facturación que está diseñado para cubrir las necesidades de adaptación que tienen las empresas en México cuando se trata de integrar una nueva herramienta a un ecosistema existente.

En resumen

No de agobies. No es la primera ocasión que una actualización del CFDI ocurre (y muy probablemente no sea la última). Mantente informado de los canales oficiales y de los medios especializados y busca asesoría cuanto antes. Un buen aliado será la clave para que este proceso, a priori engorroso, puedas superarlo sin mayor problema.